viernes, 15 de junio de 2018

Los marroquíes, representantes de la confederación africana

En San Petersburgo darán inicio los sueños y las aspiraciones de las selecciones de Marruecos e Irán, ambas harán su quinta aparición en la gran cita veraniega en un grupo que inicialmente parece que está inclinado exclusivamente para Portugal y España; aunque soñar no cuesta nada y cumplir los sueños es una dulce victoria. Españajuega su partido con su nuevo entrenador Los marroquíes, representantes de la confederación africana, obtuvieron el boleto a Rusia dirigidos por el francés Hervé Renard, quien los guió para clasificar en primer lugar del grupo C de clasificatorios, dejando en el camino a Costa de Marfil, Gabón y Malí. La selección iraní llega al Mundial de la mano de Carlos Queiroz, quien encabezó al equipo durante dos fases clasificatorias de la confederación asiática, en ambas avanzando en primer lugar, con 36 anotaciones a favor y 5 en contra durante las dos fases. Ambas selecciones llegan como serias representantes de sus confederaciones, por lo tanto el duelo será genial por lo que ofrezcan en sentido táctico, técnico y por el material que habrá en la cancha, debido a que van armadas con jugadores de mucho potencial y dispuestos a dejar una estela de buen fútbol en Rusia. Tras veinte años de sequía de Mundial, la selección de Marruecos vuelve a colarse entre los reflectores de la mano de Hervé Renard, quien no se achica ante ningún reto y ha liderado a una nueva generación de jugadores para hacer de este Mundial algo inolvidable para el aficionado marroquí. Hasta ahora, la mejor actuación de esta nación fue en el torneo de 1986, quedando eliminados en octavos. Los 'Leones del Atlas' demostraron en la clasificación su seriedad para llegar a Rusia. Vitalizados por una gran defensiva y un gran ataque, no se puede decir que Marruecos llega como equipo chico a la competencia. Encajando apenas un gol en la última fase de clasificatorios, dirigidos por Mehdi Benatia, su capitán y centro de la zaga, Marruecos tiene constancia de ser una garantía en defensiva; complementados por la regularidad y aciertos en ataque, haciendo once goles en la última ronda preliminar, siendo cuatro de ellos propinados por Khalid Boutaib. Con jugadores participando en equipos de renombre en toda Europa, los marroquíes pintan bien para la competencia mundialista. Los nombres de Achraf, Benatia, Amrabat, Fajr, Ziyech, En-Nesyri y Boutaib solo son la prueba de que la selección africana es peligrosa y buscará probarlo partido a partido en la Copa Mundial. Irán en la búsqueda de la siguiente fase En cuatro clasificaciones a la Copa Mundial, los iraníes aún no saben lo que es avanzar a la fase de eliminación directa, experiencia que sus rivales de noche de apertura ya poseen. Sin embargo, dirigidos por Carlos Queiroz, Irán aspira a luchar por esa segunda plaza o por qué no, la primera, con una plantilla humilde, pero con capacidad para causar más de algún susto. Mirar eventos de Mundial Rusia 2018 EN VIVO Con el técnico luso en el banquillo, la selección iraní ya participó en la Copa de 2014, pero no pudo lograr la hazaña de avanzar a la siguiente etapa y llega a Rusia como el primer equipo asiático que clasificó al torneo, haciendo clasificatorios casi impecables. Para la selección asiática, su jugador más importante es Sardar Azmoun, heredero de uno de los jugadores más importantes de la selección: Ali Daei. El joven ariete de 23 años ya ha probado sus capacidades desde la Copa Asiática celebrada en 2015 cuando salió por primera vez al escenario, demostrando sus habilidades para ser el presente y el futuro del ataque iraní. Nunca se han enfrentado en un partido oficial, por lo que el duelo del viernes en San Petersburgo será la primera vez que ambas naciones se midan en una cancha de fútbol. Cabe destacar que se había programado un amistoso para enero de 2017, pero este no pudo llevarse a cabo. Declaraciones previas El asistente de Hervé Renard en el banquillo marroquí es Mustapha Hadji, ícono en el Mundial de 1998 en Francia, opinó: "Hay solidez y unidad en este equipo, cualidades que nos fortalecen". Por su parte el técnico de la selección, Hervé Renard, puntualizó que "no es solamente felicidad lo que genera el estar en Rusia", buscando una nueva generación de talento marroquí tras las grandes producciones vistas en 1986 y 1998. Carlos Queiroz, técnico de Irán declaró: "Es un sueño hecho realidad para el fútbol iraní. Lo logramos gracias a mucho esfuerzo y sacrificios, estamos privilegiados de estar aquí". Agregó que desea que toda su plantilla cumpla un papel para hacer de este evento, el mejor Mundial en la historia. Incluso se mostró amigable con otros equipos participantes: "Deseamos éxito a todos los equipos presentes, particularmente a los anfitriones (Rusia). Les auguramos a todos un buen campeonato".